De forma arbitraria, violando el reglamento académico estudiantil de la Universidad Nacional Agraria (UNA) de Nicaragua, las autoridades de esa Alma Máter expulsaron a 45 estudiantes de sus respectivas carreras y sancionaron con el retiro de la beca por un año a 195 estudiantes de las cuatro facultades de dicha universidad,  por no estar de acuerdo con la línea política de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), organización estudiantil afín al régimen orteguista.

La decisión unánime y dolosa de las autoridades fue notificada ayer por la tarde a los estudiantes mediante cartas firmadas por la Secretaria General de la UNA, Agustina Mercedes Matus Medina.

La misiva establece que la decisión fue tomada en el Consejo Universitario, donde no fueron convocados los estudiantes sancionados. Además, en algunos casos,  se informa la suspensión total de la beca u otros beneficios otorgados a los estudiantes afectados y les condiciona el derecho de matricular los módulos o asignaturas si se «observa una buena conducta», misma que es subjetiva, porque no específica a qué le llaman buena conducta.

Expulsiones son represalias políticas y sin tiempo para apelarlas

«Las expulsiones y sanciones son políticas porque los afectados somos estudiantes que nos oponemos al actual lineamiento de UNEN y proclamamos la libertad universitaria. Las autoridades han atropellado a los estudiantes, han violado el reglamento estudiantil y lo hicieron con alevosía porque nos notificaron dos días antes que se suspenden las actividades en la universidad, para que no nos de tiempo de apelar la resolución arbitraria», explicó Bryan Somarriba, estudiante de  cuarto año de la carrera de Desarrollo Rural.

Somarriba era candidato de una de las planchas contrarias a UNEN orteguista en la UNA.

Entre los estudiantes afectados están universitarios que cursan de tercero a quinto año de sus carreras y tesistas, es decir jóvenes que ya están listos para defender sus títulos universitarios, lo cual les causa daños graves a su historial académico.

Los estudiantes de la UNA ejercieron un bastión de lucha fuerte durante la rebelión estudiantil de abril de 2018. Sus manifestaciones sobre la carretera norte contribuyeron a disminuir los ataques a otras universidades asediadas en el interior de Managua. Incluso tiene estudiantes que fueron procesados por obstruir la libre circulación y estudiantes en el exilio.

Denuncias por fraude detonaron represalias

El inicio de las contrariedades entre estudiantes opositores y las autoridades de la UNA se dio en noviembre pasado porque los primeros denunciaron un supuesto fraude en las elecciones estudiantiles internas de esa Alma Mater.

Las elecciones iniciaron el 23 de noviembre en los turnos por encuentro y el 26 de noviembre seguirían los turnos regulares, pero ese mismo día fueron suspendidas, porque los estudiantes denunciaron las supuestas irregularidades del proceso electoral.

En la UNA hay tres fórmulas estudiantiles que participaban en la disputa electoral por la escaños en la dirigencia de UNEN-UNA: la fórmula A que representa a los viejos dirigentes de la UNEN, movimiento estudiantil afín al orteguismo; las fórmulas B y C rechazan la postura de la fórmula A y denunciaron anomalías en el proceso, por lo que exigen elecciones libres y transparentes.

En represalia, las autoridades académicas los sancionaron por “actos de indisciplina calificada como muy grave ocurridos los días 26 y 27 de noviembre”, días en que los estudiantes opositores denunciaron las anomalías electorales. Unos estudiantes refirieron que el Consejo Electoral de la UNA se encargó de apañar el fraude de la UNEN, que buscaba hacer ganar a la fórmula A.

Autoridades universitaria plegadas al discurso del régimen

En la misiva entregada a los estudiantes afectados las autoridades hacen un llamado a la “reflexión como futuro profesional del sector agropecuario aprovechar la oportunidad que se ha brindado en esta institución educativa formadora de profesionales de manera integral en la cultura de paz”, dice la misiva.

Lea Además: La rebelión universitaria de abril: inicio de la protesta social en Nicaragua