Los precios de los combustibles en Nicaragua tienen seis semanas que no sufren alzas ni bajas considerables. Si el consumidor siente que esto es positivo para su bolsillo, porque no ha habido incrementos, podría tener la sensación equivocada, pues el economista Adolfo Acevedo explica que en estas seis últimas semanas a nivel internacional los precios del crudo han bajado.

El problema es que ese alivio “no se ha trasladado por completo a la economía del país”. Es decir, los nicaragüenses deberían estar comprando más barato el combustible, principalmente las gasolinas súper y regular.

Según una comparación realizada por Acevedo de los precios de las gasolinas sin impuesto en toda Centroamérica, en la semana del 27 de mayo al 2 de junio pasado, Nicaragua tiene los precios más altos y la brecha ha aumentado en todo junio, debido a que en el istmo varios países han aplicado reducciones, como Honduras, que ayer acumuló tres semanas de abaratamientos en los combustibles.

Pero basado en la semana comparada por Acevedo, mientras en Nicaragua en esa semana el galón de gasolina súper sin incluir impuesto costaba 3.20 dólares, en el segundo país más caro, Panamá, costaba 2.82 dólares. Una diferencia sustancial, mayor aún comparada con la del país donde se vende más barato, Guatemala, donde costaba 2.65 dólares.

Entre otras explicaciones, el economista Acevedo indica que las pocas empresas que en Nicaragua dominan el mercado de combustibles tienen poder para fijar los precios y lo hacen en un mercado donde no tienen competencia, “determinando un margen sobre sus costos y gastos”. “El margen de comercialización en nuestro país es el más elevado”, añade el economista.

Nicaragua consume cada año más de diez millones de barriles de crudo y productos terminados, de los cuales al menos cinco millones de barriles se procesan en el país. El resto es importado principalmente por empresas ligadas a la familia Ortega-Murillo.

Entre las empresas figura DNP Petronic que, según investigaciones de LA PRENSA, esta fue adquirida con fondos de Alba Caruna y pasó a ser administrada por Yadira Leets Marín, esposa de Rafael Ortega Murillo, hijo mayor del presidente designado Daniel Ortega.

Acevedo aconseja transparencia en la manera que se establecen los precios de los combustibles, para que la población nicaragüense no tenga sospechas de que está pagando más de lo que debiera. “Dado el carácter del precio clave que tienen los combustibles, el INE (Instituto Nicaragüense de Energía) debería publicar semanalmente el detalle de la estructura del precio de estos”, sugiere el economista.

Mientras no exista esa transparencia, advierte Acevedo, lo que “se sospecha es que los grupos que controlan estas empresas están utilizando su poder de mercado para incrementar sus márgenes a costa del resto de la sociedad”.

Se embolsan 10 % de alivio

El coordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor, Juan Carlos López, calcula que en el resto de los países centroamericanos el precio de los combustibles se ha reducido en al menos un 10.5 por ciento durante las últimas seis semanas, tiempo en el cual en Nicaragua no ha habido ni una baja.

“Todas (las empresas gasolineras) tienen los mismos precios y es imposible que todas tengan los mismos costos operativos”, cuestiona López.

El defensor de los consumidores señaló que la anarquía o ilegalidad en el mercado “nunca beneficia al consumidor”, más bien “lo afecta”. López expresó que en este desorden que existe en el mercado de los combustibles en Nicaragua no solamente están involucrados los intereses de personas allegadas al Gobierno, sino también de otros sectores. “En los negocios no hay distinción política”, dice, a la vez que lamenta la falta de institucionalidad respecto a este tema.

Menor calidad y mayor precio

El especialista en hidrocarburos César Martín Arévalo indicó que Nicaragua se ha alternado con Costa Rica en ser los países centroamericanos donde más caro se vende combustibles, y en la actualidad es el más caro y todo ha empeorado desde que en 2009 se privatizó a la Distribuidora de Petróleos de Nicaragua (DPN), lo que ha provocado que en Nicaragua se venda el combustible de menos calidad pero a mayor precio.

La entrada Abuso excesivo en precios de los combustibles en Nicaragua aparece primero en La Prensa.