La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), decidió la mañana de este martes no asistir a la reunión convocada por el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag y el delegado de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla, quienes son testigos y acompañantes de las negociaciones de la mesa de diálogo. 

La decisión de la Alianza fue anunciada tras sostener un encuentro con los testigos y acompañantes, en el que entregaron un documento que detalla todos los incumplimientos por parte del Gobierno a los acuerdos firmados el pasado 29 de marzo. 

“Queremos que el Gobierno cumpla los acuerdos firmados, de los contrario no iremos más a sentarnos con la delegación del Gobierno, eso fue lo que explicamos a los testigos y acompañantes”, dijo Carlos Tünnermann, del equipo negociador de la Alianza, al concluir la reunión con los testigos.

Según la Alianza Cívica el Gobierno no ha cumplido con los acuerdos para la facilitación de la liberación de los manifestantes presos y para fortalecer los derechos y garantías ciudadanas. 

“Nosotros tenemos el interés de permanecer en la mesa de conversaciones, pero en este caso no podemos asistir, ya sabemos que el Gobierno hablará de planes para cumplir, pero no queremos seguir escuchando eso, lo que queremos es que cumpla”, enfatizó Tünnermann. 

La Alianza Cívica hizo un resumen de los puntos que el Gobierno ha incumplido, explicando, además, que siguen las violaciones a los derechos humanos.

Según la Alianza, el Gobierno sigue sin liberar a los manifestantes presos, cuando hay una lista oficial de 232 protestantes detenidos que podrían volver a sus casas con la asistencia del Comité Internacional de la Cruz Roja, quien se encargaría del proceso de liberación.

Además los miembros de la Alianza denunciaron ante el nuncio y el representante de la OEA que la Policía sigue prohibiendo las manifestaciones y asediando los plantones de protesta.