Al contrario de lo que se podría esperar, la represión a las marchas cívicas, las detenciones de sus participantes, e incluso los asesinatos, no han logrado bajar la moral de los manifestantes que demandan la salida de Daniel Ortega del poder.

Ana Margarita Vijil, expresidenta del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y una de las 38 personas que fue detenida el domingo pasado en Camino de Oriente (Managua), y luego liberada el día siguiente, manifestó que el operativo de los policías, en que usaron la fuerza bruta contra mujeres con rosario, adultos mayores y jóvenes levantando banderas azul y blanco, significa el fracaso del orteguismo.

“La lucha cívica es poderosa contra un régimen que quiere guerra. Por eso lo descontrolan las chimbombas o el pico rojo, o las marchas, o las publicaciones en redes sociales o los plantones, o las procesiones”, dijo Vijil.

Vijil expresó que lo que más la motiva a seguir protestando, luego de salir de las celdas del Chipote, son los presos políticos que aún no han sido liberados, algunos de ellos llevan meses encerrados, en condiciones infrahumanas.

“Por ellos, por ellas salgo del Chipote con más energías, con más voluntad por seguir luchando hasta que cada uno de ellos esté libre. Hasta que los juicios y las sentencias ilegales sean declarados nulos. Hasta que haya democracia, paz y justicia en Nicaragua”, dijo Vijil.

Presos políticos

Más de trescientas personas están detenidas por participar en las protestas contra el gobierno de Ortega.

Durante las detenciones del domingo, los ahora liberados han revelado que la policía insistía en preguntar a qué partido pertenecen y quién financia las protestas.

Lea además: El orteguismo se ensaña con las principales figuras del MRS

Suyén Barahona, presidenta del MRS, es detenida en Camino de Oriente el domingo 14 de octubre 2018.

Suyén Barahona, presidenta del MRS y quien también fue detenida el domingo y liberada después, dijo que el orteguismo no quiere entender que los ciudadanos que protestan lo hacen de forma espontánea.

“El orteguismo no entiende esta lucha cívica, no quiere entender que aquí no hay un pueblo que está siendo manipulado ni pagado, sino que es un pueblo que está absolutamente convencido de que debe haber un cambio en este país, y que ese cambio incluye que se vaya Daniel Ortega, Rosario Murillo y los responsables de los asesinatos y la violencia”, dijo Barahona.

La disidencia que molesta a Ortega

El Movimiento Renovador Sandinista (MRS), partido que representan Suyén Barahona y Ana Margarita Vijil, ha sido acusado por el orteguismo, desde el comienzo de la crisis en abril, de dirigir un golpe de Estado en contra del gobierno de Daniel Ortega.

El analista político Óscar René Vargas ha explicado que esta fijación con el MRS se debe a que Ortega sabe que sus integrantes “son personas con experiencia política”, no “zancudos”, en alusión a los partidos que se someten al sistema político orteguista.

El MRS fue fundado en 1995 por disidentes del FSLN.

La entrada Ana Margarita Vijil: “La lucha cívica es poderosa” aparece primero en La Prensa.