Tela (Atlántida). El Centro de Investigación y Jardín Botánico Lancetilla, orgullo de Honduras, recobra su esplendor a medida que avanzan los trabajos de infraestructura turística impulsados por la Administración del presidente Juan Orlando Hernández.

El recinto fue creado en 1925 por la United Fruit Company como un centro de investigación científica y en el transcurso de los años se ha convertido en un referente en su campo, en Honduras y en el mundo.

El director del Jardín Botánico Lancetilla, Luis Bejarano, detalló que “las mejoras que ha tenido el jardín botánico, mediante el Gobierno central con fondos de la Tasa de Seguridad, es la inversión en la parte de infraestructura turística para propiciar la comodidad y la calidad del servicio del visitante que tenemos en la zona”.

Gracias a esta inversión, cuyo costo en la primera fase es de unos 18 millones de lempiras, de un total de 30 millones, se remodeló la entrada al recinto, con la construcción de un pórtico que lleva un rótulo luminoso, una estructura majestuosa que llama la atención de quien transitan entre Tela y La Ceiba o San Pedro Sula.

Además, ahora se cuenta con un centro de ventas donde la administración de Lancetilla tendrá la oportunidad de comercializar productos cosechados en el jardín y que tendrán valor agregado, como jugos, vino o jaleas, elaborados por una asociación de artesanos de la zona.

A lo interno, está construido más del 60 por ciento de los senderos, que es el área por donde caminan los visitantes, la cual tiene adoquín de colores e incluye también rotondas y semirotondas.

“Con estos fondos se habilitó el área donde hay un escenario natural de bambú, donde se puede albergar de 3,000 a 5,000 personas para los eventos, además de la remodelación del centro de capacitación”, indicó Bejarano.

Para garantizar fuentes alternas para inyectar fondos y sostener el parque, se construyó una infraestructura para la producción de 100,000 plantas frutales, ornamentales y de interés nacional en la zona.

“Por recomendación del Gobierno, también se gestionó con la Cervecería Hondureña para adecuar el orquideario y estamos en pláticas para ver cómo seguimos trabajando con ellos”, dijo.

 

La segunda fase del proyecto dará paso a la pavimentación de la calle de acceso al parque, alrededor de 700 metros lineales de concreto hidráulico, y la construcción de la taquilla, proyectos que ya están en licitación.

Como parte de esta etapa, que según Bejarano su costo supera los 15 millones de lempiras, se realizará la remodelación de cabañas y del hotel que hay al interior del jardín botánico.

Otros proyectos de impacto que se proyectan para el futuro incluyen la construcción de un muro de contención y un tanque de almacenamiento de agua de unos 10,000 galones para suplir la demanda de agua en el recinto.

 

 “Aquí las personas vienen a conocer las plantas por su nombre común, su nombre científico, si son maderables, frutales, ornamentales o condimentarios”, relató la coordinadora de las guías turísticas, Yadira Murillo, quien agregó que este lugar recibe al año un promedio de 50,000 visitantes, pues es el área terrestre del país más visitada.

Dijo que el 30 por ciento de las visitas es de extranjeros, mientras que el 70 por ciento restante lo conforman hondureños, la mayoría estudiantes.