El Centro de Derechos Humanos de Nicaragua cifra en 30 los muertos durante los choques