Durante el 2018, el Grupo BID, la principal fuente de financiamiento para el desarrollo de América Latina y el Caribe aprobó casi $3,000 millones para desarrollar nuevos proyectos en la región. Así lo recoge el Informe de Actividades 2018, que resume el trabajo del banco en Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana el año pasado.

A través de un comunicado de prensa, la entidad destaca que la región continúa exhibiendo tasas de pobreza y desigualdad de las más altas de América Latina y el Caribe, donde cerca de 20 millones de personas continúan viviendo en situación de pobreza y donde el ingreso del 10% más rico es 10 veces mayor al del 10% más pobre.

El concreto aprobaron 21 nuevos préstamos al sector público por valor de $2.476 millones y dieron asistencia técnica mediante 97 donaciones por valor de $50 millones. A lo anterior le suman las 15 operaciones por valor de $417 millones de BID Invest, el brazo de inversión del sector privado, y $12 millones correspondientes a 12 proyectos de BID Lab, el laboratorio de innovación del Grupo BID.

Proyección de crecimiento 2019
En su artículo, el Grupo BID proyecta un crecimiento estimado en Centroamérica en 2019 por encima del 4% (4.2%), el informe recomienda consolidar la estabilidad macroeconómica que ha venido construyendo, con énfasis en su posición fiscal, y aumentar la competitividad mediante mejoras en la calidad regulatoria e institucional. Estos elementos en su conjunto han mostrado ser el mejor seguro ante los riesgos externos, y contribuirían a aumentar el atractivo y competitividad de la región.

Verónica Zavala, Gerente General del Departamento de Países de Centroamérica, Haití, México, Panamá y la República Dominicana del BID indicó que “los países de la región pueden dar pasos para ser más resilientes en un entorno de importantes retos tanto internos como externos”. Esto -dijo- es “algo particularmente relevante en un momento en que la inversión financiera pone especial atención a los fundamentos económicos de los países”.