Anghelo Taylor, es un joven soñador que se estrena con la dirección de su primera película, ‘Calypsonians’, en la octava edición de la fiesta cinematográfica más importante del país, el Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF).

Antes de la llegada del filme y luego del fallecimiento de su padre, Taylor decidió sumergirse por completo en la cultura afroantillana.  El director panameño confiesa que, tras conocer al cineasta francés Damian Prouvost, decidió embarcarse en el viaje que terminaría siendo una gran “catarsis”.

La historia de que da vida  a la cinta, muestra a un par de niños de Portobelo, Colón, que descubren el calypso y se embarcan en un intento por recuperar su identidad.

“Para mí esta película fue una auténtica catarsis cinematográfica, fue cineterapia.  No entendía a mi padre, no me entendía a mi mismo, no sabía quién era, qué hacía y hacia dónde iba; el proceso de investigación cinematográfica me llevó a resolver esas grandes interrogantes de mi vida”, menciona el director.

¿Por qué el calypso?

Según Taylor, el calypso integra la cultura que debe ser preservada y es “parte de nuestro ADN, nos hace lo que somos, sin ella seríamos luciérnagas sin luz en medio de una noche nublada”.

Además, este género musical “es necesario por la capacidad que tiene para narrarnos. Por ejemplo, el subtexto y tema central de la película abarca los problemas de identidad que experimentamos como latinoamericanos, mientras que el textocomprende la historia del calypso. Ahora, ¿imagina usted que yo hubiese escogido el reguetón o el techno para generar un diálogo sobre la identidad panameña?  Sería super interesante el experimento, pero también absolutamente desértico”.

debutante

Anghleo Taylor nació en Panamá. Cuenta con una maestría en Administración de Medios en la Escuela de Negocios de España.

Desde temprana edad se interesó por el cine, sin embargo, ‘Calypsonians’ (2018) es su debut como director.

Confiesa que “la esencia del calypso está en la trova, en la honestidad de sus palabras, en la capacidad que tiene para tomar una realidad y convertirla en melodía. Es como una flecha que llega directo a nuestro espíritu sin pedir permiso”.

Con un presupuesto que ronda los $200 mil dólares, “entre patrocinios, fondos, inversión propia y especies”, la filmación de ‘Calypsonians’ le permitió conocer a personajes como Ringing Bell, Mighty Sparrow, Leslie George y “a toda la gente de Selina que prestó su plataforma para que esta película alcanzara los festivales”.

Apuesta local

Sobre la presencia de producciones nacionales en el festival, considera interesante el debut de “tantos directores, eso quiere decir que la nueva ola llegó para quedarse (ríe), es broma, lo cierto es que hay algo especial y creo que eso va generar un gran impacto en la sociedad”.

Estar en el IFF “es un paso necesario para cualquier cineasta panameño y más allá de eso, es la ventana principal que se tiene para mostrar el trabajo ante Panamá y el mundo.  Gracias a la curaduría de Diana Sánchez y al apoyo de gente la de Selina, estas historias suenan donde tienen que sonar”, enfatiza.

Para Taylor, la presencia de las producciones nacionales siguen abriéndose paso, pese a las dificultades. “Creo que el cine nacional cada vez se vuelve más innovador, como una manera de sobrevivir en medio de esta jungla en la que vivimos”.  

“Cada vez hay más plataformas innovadoras que le brindan a los nuevos talentos las herramientas y oportunidades para hacer su trabajo. Tomo como ejemplo lo que hace la gente de Selina, ellos crean un ecosistema para generar conexiones significativas en la vida de las personas”, refiere.

Anghelo taylor, director de ‘calypsonians’“La esencia del calypso está en la trova, en la honestidad de sus palabras, en la capacidad que tiene para tomar una realidad y convertirla en melodía. Es como una flecha que llega directo a nuestro espíritu sin pedir permiso”.

De acuerdo con el director, “esto se traduce en las residencias de las que disponen para los cineastas, un sistema en el cual jóvenes talentos del mundo entero pueden viajar a cualquiera de los 46 Selina y disfrutar de su ecosistema para desarrollar proyectos en un ambiente idílico para desarrollar la creatividad. Me parece imprescindible que todos los jóvenes panameños sepan que existe esta residencia de Selina y que gracias a ella existe hoy una película llamada Calypsonians”.

No obstante, sugiere que le gustaría ver una escena de aportes gubernamentales fundamentados en el desarrollo integral del talento a largo plazo, en todas sus disciplinas.

Un ecosistema “donde se hable de modelos de negocios sostenibles y no de dinero gratis, donde se hable más de distribución y no solo de existir.  Creo que vamos hacia allá pero aun nos falta mucho por caminar”.

La cinta rodará en Cinépolis Multiplaza, este domingo 7 de abril a la 1:25 p.m.