Con el fin de prestar una ayuda económica a las mujeres embarazadas, ANSES ofrece la Asignación Universal por Embarazo para Protección Social. Se cobra desde la semana 12 de gestación, hasta el nacimiento o la interrupción del embarazo.