Virginia, Estados Unidos.

El hondureño Arnulfo Fagot Máximo fue declarado culpable por la justicia de los Estados Unidos de liderar una organización criminal para contrabandear toneladas de kilogramos de cocaína a territorio estadounidense.

Fagot Máximo fue detenido por las autoridades hondureñas el 28 de agosto de 2017.

Fue extraditado a Estados Unidos el 12 de diciembre de ese mismo año.

El hondureño enfrenta una pena mínima de 10 años y una máxima de cadena perpetua.

Estados Unidos requirió al hondureño tras acusarlo de conspirar para distribuir cocaína e importarla hacia territorio americano.

De acuerdo a la evidencia presentada ante la jueza de distrito Liam O’Grady, en un juicio que duró cinco días, Fagot era el líder de una organización radicada en La Mosquitia, oriente de Honduras, la cual era un enlace crítico entre los abastecedores de cocaína colombiana y los grandes narcotraficantes de Honduras.

La fiscalía indicó que Fagot Máximo recibió cocaína de Colombia por más de una década a lo largo de la costa de La Mosquitia y utilizaba lanchas rápidas, pequeños aviones y submarinos para transportarla.

En cada entrega, la cantidad de droga que manejaba variaba entre cientos y miles de kilogramos.

Mucha de esta cocaína era recibida por la organización de Montes Bobadilla radicada en la comunidad de Francia, Honduras, donde era recibida por otros narcotraficantes.

Luego la droga era transportada vía terrestre hacia Guatemala para luego ser entregada a los cárteles mexicanos que la importaban a los Estados Unidos.

El hondureño recibió decenas de millones de dólares en efectivo por la venta y entrega de esta droga, de acuerdo al documento publicado este día por el Departamento de Justicia de EEUU.

La pena que cumplirá Fagot Máximo será impuesta el 29 de marzo de 2019.