Tegucigalpa. El Ministerio Público ejecuta en todo el territorio nacional como primera acción del año la Operación Júpiter, en un nuevo esfuerzo para contrarrestar el fenómeno criminal en su conjunto.

Es así que la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) y la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) efectúan en la zona central del país, allanamientos e inspecciones como parte de investigaciones a una estructura criminal vinculada a los delitos de tráfico ilícito de drogas y lavado de activos, cuyas operaciones tienen su origen y están relacionadas a actividades ilícitas en el corredor de occidente.

Conforme al seguimiento que del caso realizan Detectives de la DLCN, se logró establecer nexos entre los investigados y una red de narcotráfico a la que el MP le incautó 295 kilos de cocaína y posteriormente le aseguró 62 bienes inmuebles.

Las inspecciones que FESCCO y DLCN desarrollan en el marco de la Operación Júpiter, corresponden a negocios de diferentes rubros, patrimonio que se sospecha proviene del tráfico de estupefacientes.

Otro aspecto de importancia dentro de la Operación Júpiter, son las diligencias que llevará a cabo en Tegucigalpa la Unidad Nacional de Apoyo Fiscal (UNAF), dependencia que por mandato del Fiscal General de la República, ha venido investigando y presentando ante la justicia a los responsables del latrocinio del que fue objeto el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), caso por el que han sido procesados por graves delitos de corrupción 50 personas, entre altos ex funcionarios de gobierno, miembros de la cúpula empresarial, dirigencia obrera, extranjeros y testaferros (muchos ya con condenas definitivas o firmes).

En tal sentido, Fiscales de la UNAF y miembros de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) harán efectivo en una institución pública el decomiso y el secuestro de una gran cantidad de documentos concernientes a una nueva línea de investigación muy avanzada y que involucraría a autoridades del IHSS de tres administraciones en el pasado, con delitos en perjuicio de la administración pública y la salud de la población.

Por otra parte, la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP), oficina que conjuntamente con la ATIC ha venido presentando casos de impacto por irregularidades en el manejo de recursos en entidades oficiales y alcaldías, secuestrará documentos en las municipalidades de Nueva Armenia y El Porvenir, Francisco Morazán, donde se indaga sobre supuestos desvíos de fondos en los periodos 2010-2014 y 2018-2019.

Además, la FETCCOP presenta dos Requerimientos Fiscales en contra de empleados del Registro Nacional de las Personas (RNP) y particulares (uno de ellos mexicano) por inscripciones ilícitas de extranjeros, consumándose los delitos de falsificación de documentos públicos, abuso de autoridad y violación de los deberes de los funcionarios.

Se interpondrá, igualmente, una acusación que incluye a personal del Departamento de Catastro de la Alcaldía Municipal del Distrito Central y a un notario público, por cohecho, estafa, uso de documentos públicos falsos y falsificación de documentos públicos.

Otro de los despachos del Ministerio Público que combaten la corrupción, es la Fiscalía Especial para el Enjuiciamiento de Funcionarios y Servidores del Sector Justicia (FEEFS-SJ) quienes, en coordinación con la ATIC, realizará durante la Operación Júpiter la extracción de información de la base de datos del registro de armas en la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) en vista de denuncias por supuestas actuaciones irregulares de agentes policiales.

Además de ello se están realizando inspecciones en jefaturas policiales, con la finalidad de decomisar libros de novedades y documentar las denuncias por abuso de autoridad y detenciones ilegales, así como se realizan diligencias de investigación en juzgados ante denuncias por violación de los deberes de los funcionarios, abusos de autoridad y malversación de caudales públicos, presuntamente cometidos por jueces y auxiliares judiciales. Estas acciones tendrán lugar en las ciudades de Tegucigalpa, Comayagua y Siguatepeque, San Pedro Sula, El Progreso y Choloma.

De su lado, la Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de Depuración Policial (UF-ADPOL) trabaja para la presentación de nuevos Requerimientos Fiscales contra actuales y anteriores altos mandos policiales, por lo que la ATIC secuestrará documentos en el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), siendo el lavado de activos el delito investigado.

Es de destacar que, dentro de la Operación Júpiter, la Fiscalía Especial de la Mujer por delitos en perjuicio del orden de familia e integridad física y sexual, estaría presentando en Tegucigalpa, San Pedro Sula y otras ciudades más de 100 Requerimiento Fiscales, a la vez que se procederá contra imputados por desobediencia a mecanismos de protección impuestos a favor de las mujeres y sus hijos.

A esa labor se suma el Módulo de Atención Integral Especializado (MAIE), con el impulso de procesos penales y aprehensiones por delitos contra mujeres y otros grupos vulnerables.

En materia de combate al delito de proxenetismo y delitos conexos, la Unidad Contra la Trata, Explotación Sexual Comercial y Tráfico Ilegal de Personas (UTESCTP) tiene en desarrollo operativos en Tegucigalpa en casas de majases, clubs nocturnos y otros negocios, con allanamientos y capturas, de los que derivan cuatro Requerimientos Fiscales.

Otras inspecciones las efectuará la Fiscalía Especial para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia (FEPRODDHH), decomisando documentación para el esclarecimiento de ilícitos en perjuicio del gremio periodístico en el occidente del país.

En la Operación Júpiter además tendrán actividad las Fiscalías de Delitos Contra la Vida, Etnias y Patrimonio Cultural, Niñez, Consumidor y Adultos Mayor, Derechos Humanos, Delitos Tributarios, Propiedad Intelectual, Medio Ambiente, así como todas las Fiscalías Regionales y Locales, por lo que se espera un considerable número de capturas por diversos delitos.