Gana Camagüey y la final regresa a tierras agramontinas. (ACN)

El picher abridor de Camagüey, el refuerzo granmense Lázaro Blanco, se subió a la lomita del estadio Victoria de Girón y ante la presencia de más de 15 mil aficionados que abarrotaron el estadio con la esperanza de ver como el equipo de Matanzas obtenía su primer título de Cuba en 29 años, los mantuvo en un puño.

En el séptimo, tras 105 lanzamientos, no pudo contener un tardío ataque matancero y fue extraído del box. De esta forma, Blanco se apunta su primera victoria de esta postemporada, y justo en el momento que más la necesitaban los Toros.

Por su parte, el villaclareño Freddy Asiel Álvarez no se mostró en su tarde y con poca velocidad en sus lanzamientos permitió tres carreras a la ofensiva camagüeyana que durante los tres anteriores partidos había mostrado deficiencias y en este quinto desafío de la final se destapó a batear.

Box Score del quinto juego. (BEISBOL CUBANO)

Los batazos llovieron sobre los lanzamientos del derechos de Sierra Morena incluidos sencillos de consecutivos de Loidel Chapelli, Leonel Segura y Alexander Ayala, los cuales sirvieron para fabricar la primera, y otro hit al jardín central del santiaguero Yoelkis Guibert impulsó la segunda.

El mentor yumurino tiró la toalla cuando tras el retiro de Freddy trajo a lanzar a serpentineros de segunda línea de su staff. El encargado fue el zurdo Naykel Cruz, quien abrió ponchando, pero le tiro cuatro pelotas malas a Yorbis Borroto, y permitió un hit de Yanmichel Flores que impulsó dos más todas a la cuenta de Freddy que dejó el “rancho ardiendo”.



En las postrimerías del juego cuando los agramontinos tenían una buena ventaja, los matanceros intentaron una rebelión al conectar cinco hits y anotar en par de ocasiones. Ante esto, ni corto ni perezoso Miguel Borroto trajo a lanzar a su abridor estrella Yosimar Couisn, quien con rectas de fuego resolvió el problema con ponches a la cuenta de Yasiel Santoya y Erisbel Arruebarruena. De esta forma se anotó su primer juego salvado de los play off.

Al término del encuentro Alexander Ayala dijo que “ha sido un juego de tremenda tensión. Logramos sacar a Freddy rápido, obtuvimos una buena ventaja y ellos reaccionaron de forma espectacular al final. Creo esto es normal en una final, los equipos no se rinden ni entregan las armas hasta el último out”.

Ahora la final se reanuda en tierras agramontinas el próximo sábado a la una de la tarde con la ventaja de Matanzas tres juegos a dos pero de visitante.



 

La entrada Gana Camagüey y la final regresa a tierras agramontinas se publicó primero en %%PERIÓDICO CUBANO%%.