Tegucigalpa.El Instituto Hondureño para la Prevención del Alcoholismo, Drogadicción y Farmacodependencia (IHADFA) realizó 5,467 pruebas de alcoholemia a conductores para prevenir accidentes de tránsito durante la Semana Santa.

El director delIHADFA, Alex Santos, manifestó que de estas tan solo 33 pruebas resultaron positivas.

“En esta semana, de 5,467 pruebas que logramos realizar de alcoholemia, tenemos 33 positivas y el resto negativas”, informó.

“Su mayoría fueron en la carretera al sur del país, Coyolito, Jícaro Galán, Santa Elena que es el desvío a Cedeño y el segundo lugar que tenemos más positivas es en la salida de San Pedro Sula hacia Tegucigalpa”, detalló.

Santos indicó que la incidencia en cuanto al tema aumentó este año en comparación con el 2018.

“Esperamos que esto baje en los otros años para así seguir evitando accidentes de tránsito y evitar muertes provocadas por personas que hayan ingerido bebidas alcohólicas”, señaló.

En ese sentido, el titular delIHADFA manifestó que “comparando con años anteriores que siempre se iba reduciendo desde el 2014, para este año subió un poco, ya que el año pasado tuvimos 30 positivas con 6,700 pruebas aplicadas y en esta ocasión tenemos 33 con 5,467 realizadas”, comparó.

“Esperamos que la población comprenda que el daño es para todos nosotros, para la persona, para sus familias, para el país y que lo que se quiere evitar es que hayan muertes causadas por personas que manejen sus vehículos en estado de ebriedad”, reiteró.

“Para evitar accidentes, hay que tener un conductor designado y en estas movilizaciones masivas lo que debemos tomar en cuenta es no manejar en estado de ebriedad para que evitemos enlutar el país”, concluyó.