El polo más grande del mundo. Así bautizó este año la Asociación Argentina de Polo al Abierto de Palermo. Es que, como Wimbledon en el tenis, Twickenham en el rugby o el Maracaná en el fútbol, no hay lugar que albergue mejor polo que la Catedral de Palermo. Este sábado, a las 17, se jugará la final del 126 Abierto Argentino de Polo y ahí estará, una vez más, La Dolfina Sancor Seguros. El equipo de Adolfo Cambiaso enfrentará a su clásico rival Ellerstina en busca de su séptimo título consecutivo.