Entre ventajas y desventajas Gerardo Escudero, director del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) Panamá, manifestó que el resumen ejecutivo de la ‘Visión País 2050′ -documento presentado por la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa – presenta las principales causas que provocan los conflictos dentro del sector agropecuario. Dijo que podría ser la herramienta que los gobiernos necesitan para tomar ‘cartas sobre el asunto’.

Escudero se refiere a la crisis de larga data que ensombrece al sector agropecuario nacional y que ha llevado al organismo a catalogar a Panamá como uno de los pocos países que ha creado alternativas para empoderar al sector privado con propuestas integrales y convicciones estratégicas a largo o corto plazo, en relación al sector agropecuario. Aún así, ‘hay ciertos avances’, como reconoció Escudero en una ponencia en la pasada versión de la conferencia de APEDE.

Señaló que la importancia que tiene el agro es tan fundamental que puede lograr resolver los problemas de pobreza más allá de lo que otros sectores económicos han tratado de hacer desde hace mucho tiempo, debido a que es el única área que genera un efecto multiplicador mayor por cada inversión.

‘Los gobiernos deben entender que el agro es el sector clave que tiene el país. Es por eso que se debe abogar por crear normas políticas de Estado dirigidas a fomentar estos activos’, destacó el directo en su participación en la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) 2019.

Según el experto, el Istmo, al ser reconocido por tener la segunda economía más fuerte de Latinoamérica, producto de unos ingresos que están concentrados en la ciudad de Panamá, excluyendo de la prosperidad a las demás provincias, exhibe una desigualdad muy marcada. Esto desfavorece al sector primario, especialmente. Panamá podría ser ‘el puente del mundo y el pan de cada día’ por su posición geográfica, indica.

Detalló que muchos países de la región han debatido durante años las propuestas que les han permitido posicionarse dentro de esta rama. Hoy en día estos países son Chile, México, Ecuador, Perú y Guatemala.

En temas de transformación tecnológica, Escudero mencionó que la única diferencia de competitividad entre los países más cercanos a Panamá es la que está basada en variables agrologísticas. ‘Con la posición marítima cualquier tecnología puede llegar al país’, destacó.

En referencia al resumen ejecutivo sobre la ‘Visión País 2050′, destacó que en el documento se presentan siete principales problemas que enfrenta el sector: el manejo desordenado de las importaciones, la excesiva dependencia del apoyo estatal en varios productos, la falta de transparencia tecnológica para el manejo de productos, ausencia de una banca de fomento, los altos costos del transporte y la logística y los retrasos en la implementación de la cadena de frío, la baja competitividad del sector y la producción con bajos valores agregados.

Escudero concluyó su ponencia afirmando que el alineamiento y fortalecimiento de las instituciones públicas y privadas es un imperativo, además de un mecanismo de gobernanza, una revisión adecuación y la orientación de las políticas macroeconómicas que fomenten el desarrollo del agro.

Asimismo, se refirió a la modernización, alineamiento y fortalecimiento de las instituciones sectoriales para una política de estado ‘pro agricultura’; al desarrollo económico, social y ambiental de una agricultura equilibrada e incluyente; y la necesidad de promover la resiliencia económica, social y ambiental de las fincas de los productores a través de una transformación productiva y competitiva.