Aunque el régimen de Daniel Ortega pregona que la normalidad ha vuelto al país, tras seis meses de crisis provocada por la represión, los hechos lo desmienten una vez más. 24 vuelos chárter de Canadá, que anualmente venían entre diciembre y febrero cargados de turistas, han cancelado sus planes de llegada al país, lo que provocará la pérdida de al menos 2.5 millones de dólares.

La Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur) confirmó que este año no llegarán los 24 vuelos que, anualmente durante la temporada comprendida entre diciembre y febrero, traían a entre dos mil y tres mil turistas procedentes de Canadá.

Según Canatur, estos visitantes permanecían en el país de siete a catorce días y se hospedaban en el hotel Barceló Montelimar y otros de Granada y Managua.

Le puede interesar: Ausencia de turistas agrava la situación económica de los negocios en San Jorge, Rivas

Para la presidenta de Canatur, Lucy Valenti, durante su permanencia en Nicaragua estos turistas tomaban entre 1,800 y 2,800 tours a ocho diferentes destinos y le inyectaban a la economía un promedio de 2.5 millones de dólares, que quedaban distribuidos entre más de cincuenta empresas y más de trescientos empleados.

El sector turístico ha sido unos de los más afectados por la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde el 18 de abril, a raíz de la masacre perpetrada por el orteguismo contra la ciudadanía.

Esta semana el titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, dijo que las pérdidas por la crisis en ingresos del sector (turístico) ascienden a 231 millones de dólares.

Según el funcionario, esos 231 millones de dólares representan la paralización total de actividades del sector durante un tercio del año.

Lea además: Sobre el cobro selectivo a turistas

“Efectivamente así fue, mayo, abril y junio cerrado y con los impactos posteriores en los negocios donde se están haciendo grandes esfuerzos para rehabilitar, restablecer y reimpulsar el turismo”, señaló Acosta.

Los números manejados por el sector privado también describen un desastre. El monitoreo de actividades económicas, realizado por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), determinó que a julio reciente los hoteles y restaurantes habían suspendido o despedido a 62 mil empleados y que al término de 2018 acumularían 157.9 millones de dólares en pérdidas.

La empresa que opera estos vuelos chárter es la canadiense Air Transat y entre las empresas locales más afectadas estaría el hotel de playa Barceló Montelimar, porque, según el empresario Raul Calvet, es la que maneja los contratos de alojamiento.

Lea también: Flujo de turistas habría sido mayor en la Semana Santa del 2018

Franklin Flores, gerente de Ventas de dicho hotel, dijo que la empresa canadiense aún no les ha notificado la cancelación de dichos vuelos. Aunque también reconoció que si la notificación se realizó en los últimos días quizás no la ha recibido porque se encuentra de vacaciones y se reincorporará al trabajo hasta la próxima semana.

No obstante, reconoció que el año pasado dicha empresa realizó entre diciembre y febrero tres vuelos semanales en los que traía un promedio de 150 pasajeros cada uno.

“Si en realidad se canceló, lo más seguro es que sea por ventas bajas, usted sabe que las noticias que viajan más rápidamente son las más malas, entonces seguro no hay ventas o se han bajado las ventas y ninguna empresa va a poner en riesgo su operación, lo que hacen es cancelar”, explicó Flores. El presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur), Leonardo Torres, también dijo desconocer la cancelación de la llegada de estos vuelos. Admitió que la empresa que los realizaba había gestionado la agilización de los trámites migratorios para sus clientes, pero desconoce si las autoridades accedieron a la petición.

Pequeños hoteles están informados

René Sándigo, vicepresidente de la Asociación de Pequeños Hoteles de Nicaragua (Hopen), expresó que ya les confirmaron la cancelación de dichos vuelos. Y, aunque los pequeños hoteles no se beneficiaban con la llegada de estos viajeros porque ellos se hospedan en hoteles grandes, lo considera otro golpe a un sector que atraviesa una aguda crisis que ha provocado el cierre de cientos de negocios.

Además: Pymes esperan que economía caiga entre 1 y 2.5 por ciento al cierre del año por la crisis

“Honestamente nosotros no nos vimos beneficiados el año pasado con esos vuelos, porque ya vienen con paquetes a Montelimar sobre todo y aquí en Granada no sé quién los manejaba. Pero claro, que no vengan es malo para todos”, admitió Sándigo, quien es dueño de unos de los hoteles de Granada. “Esto es un mal síntoma y todos perdemos”, agregó.

La entrada Más turistas rechazan visitar Nicaragua aparece primero en La Prensa.