Ginebra, Suiza. Ministros de Salud de las Américas participan en la 71ª Asamblea Mundial de la Salud, que se celebra entre el 21 y 26 de mayo en Ginebra, Suiza, y que reúne a delegaciones de los 194 países que componen la Organización Mundial de la Salud (OMS).

nbsp

En esta asamblea se debate sobre el trabajo de la OMS durante emergencias, la poliomielitis, la actividad física, la escasez de medicamentos y vacunas, la carga de las mordeduras de víboras y la enfermedad reumática cardíaca, entre otros puntos.

nbsp

Este año, los ministros y autoridades de salud del mundo fueron invitados a hablar en el plenario de “Salud Para todos: compromiso con la cobertura universal en salud”. Al menos 20 delegaciones de las Américas serán parte del debate general.

nbsp

Las delegaciones recibirán informes técnicos sobre la atención primaria en salud como elemento clave para alcanzar la salud universal la salud, el medio ambiente y el cambio climático y el papel de los parlamentarios en alcanzar la salud universal y la seguridad en salud global.

nbsp

En paralelo con la Asamblea, las delegaciones de las Américas promueven distintos eventos vinculados con la salud universal, las enfermedades no transmisibles, la tuberculosis, el trasplante de órganos, la resistencia antimicrobiana, y el acceso a las medicinas, entre otros temas.

nbsp

La OMS celebra 70 años de progresos en salud pública salvando vidas de millones de niños, con avances en erradicar enfermedades mortales como la viruela, y muy pronto, la poliomielitis”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien este año participa en su primera Asamblea tras ser elegido el año pasado.

nbsp

Esta Asamblea coincide además con un nuevo brote del virus de Ébola en África Central, un recordatorio de que los riesgos de la salud global pueden irrumpir en cualquier momento y que un sistema de salud frágil en cualquier país puede suponer un riesgo para el resto del mundo, dijo Ghebreyesus.

nbsp

La Asamblea Mundial es el órgano decisorio máximo de la OMS. Su función principal es determinar las políticas de la organización, designar al Director General, supervisar las políticas financieras, y revisar y adoptar el presupuesto.