Al menos 21 personas fueron asesinadas el fin de semana. El Ejército se deslinda de la violencia y guarda silencio sobre los muertos en 85 días de crisis