El Obispo de la Diócesis de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, exhortó a decenas de católicos que asistieron a la eucaristía dominical en esa ciudad, a que venzan el “miedo” y se unan a la mayoría de nicaragüenses que pide un cambio hacia la democratización del país.

“Todavía hay mucho miedo en muchas personas, miedo que les hace temblar (…) pero yo les hago un llamado a unirse, a dar el paso junto a esa inmensa mayoría del pueblo nicaragüense, que no tengan miedo, que lo den (el paso) que la historia se los va a agradecer”, manifestó.

Álvarez dijo a los católicos, que ”tienen una oportunidad histórica” porque “es el momento de rectificar el camino”.

”Todos nos hemos equivocado en la vida, nadie aquí es perfecto, ninguno de nosotros podemos tirar la primera piedra, pero todos podemos rectificar en la vida”, expresó durante su sermón en la Catedral de Matagalpa.

Báez clama por una Nicaragua libre, “sin tiranos ni víctimas”

También este domingo, el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio José Baez, clamó  por una Nicaragua libre, “sin tiranos, ni víctimas”, después de los ataques en contra de manifestantes en diferentes puntos del país.

“¡Nicaragua mía, me duele verte herida y saqueada! Te sueño libre, sin tiranos ni víctimas, como una casa grande en la que todos y todas vivamos alegres, sin lágrimas ni sangre, en libertad y justicia social, orgullosos de ser nicaragüenses por gracia de Dios!”, aseguró el prelado en sus redes sociales.

Nicaragua, que hoy cumple 54 días de la crisis sociopolítica más sangrienta desde los años 80, está a la espera de que el presidente Daniel Ortega responda a una carta que los obispos le entregaron con una propuesta de “democratización” del país, ante lo cual pidió tiempo para “reflexionar”.

Las protestas contra Ortega y contra su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia al presidente, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

El obispo nicaragüense también aprovechó sus redes sociales este domingo, donde es muy activo, para agradecer la “solidaridad” de su “hermano” José Ignacio Munilla, el obispo de San Sebastián (España) que publicó un mensaje de la Biblia acompañado de una noticia en la que la población dice confiar en la iglesia.

“Gracias por su solidaridad a mi hermano, Mons. J.I. Munilla, Obispo de San Sebastián, España, desde esta Nicaragua que sufre dolores de parto por su liberación”, reza el mensaje de Baéz.

Cancelan misas vespertinas en Catedral de Managua

Las misas vespertinas en la catedral metropolitana de Managua fueron suspendidas debido a la presencia de “paramilitares”, en una crisis que ha cobrado al menos 139 vidas, informó este domingo el vicario de dicho templo, Silvio Romero.

“No tenemos misa a las 6.00 de la tarde, sabemos muy bien que a esa hora andan los paramilitares”, dijo Romero, al finalizar la homilía este domingo en el templo católico, ubicada en el centro de Managua.

Los grupos “paramilitares” son civiles con armas de fuego que, con apoyo de la Policía Nacional, realizan ataques contra la población, en especial a quienes protestan contra el presidente Daniel Ortega, según organizaciones de derechos  humanos.

Aunque en casi todas las ciudades de Nicaragua se puede desarrollar una vida casi normal durante las horas del día en medio de la crisis, de noche el peligro aumenta debido a la presencia de “paramilitares” y policías, acusados de defender los intereses de Ortega, cuyo Gobierno mantiene un discurso de paz.

“Quien dice amar a Dios, no manda a matar”, asegura sacerdote

“Quien dice que ama a Dios y manda a matar a su hermano es un asesino, por más que hable bien de Dios”, recalcó Romero en la homilía.

“Es el pueblo de Nicaragua el que está hoy sufriendo, sangrando (…), no se puede más con tanta masacre, basta ya”, exclamó el sacerdote.

Romero afirmó que las misas en horarios diurnos se mantienen en Managua.

Este fin de semana los nicaragüenses esperan que el presidente Daniel Ortega responda a una carta que los obispos le entregaron con una propuesta de “democratización” del país, ante lo cual pidió tiempo para “reflexionar”.

Con información de EFE