El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, prohibió este miércoles por orden ejecutiva las llamadas “terapias de conversión”, un cuestionado método que busca cambiar la orientación sexual de los niños sobre la base no científica de que la identidad de género es un desorden mental.

“Declaramos política pública del gobierno de Puerto Rico la protección de la niñez mediante la erradicación de estas terapias de conversión o reparativas”, dijo el gobernador de este territorio estadounidense en el Caribe.

Rosselló recordó que estas terapias pseudocientíficas causan “dolor y sufrimiento” a las personas de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros e intersexuales).

Entre otras medidas, ordenó a las agrupaciones de psicólogos que prohíban ofrecer estos servicios.

La Asociación Estadounidense de Psiquiatras eliminó en 1973 la homosexualidad de su lista de “desórdenes mentales” e hizo pública en el año 2000 su postura contra “la discriminación, el prejuicio y el tratamiento inmoral” de las terapias de conversión.

Quince estados de Estados Unidos y numerosos condados han prohibido tales terapias.

La entrada Puerto Rico prohíbe la “terapia de conversión” de homosexuales se publicó primero en Diario El Mundo.