Tres años y medio después de aquella final de la Champions League en Milán, el Atlético de Madrid del Diego Simeone cayó otra vez en una definición por penales ante Real Madrid, que se impuso 4-1 tras el 0-0 de los 120 minutos. Es cierto, esta Supercopa de España mudada por intereses económicos a Arabia Saudita no tiene la relevancia del trofeo europeo, pero los 120 minutos ásperos y muy disputados evidenciaron que los dos entregaron lo máximo para quedarse con un nuevo título oficial.