Tegucigalpa.  Se instaló en el Congreso Nacional la mesa de diálogo para promover una ley que permita leer la Biblia en las escuelas y reestructurar los valores en la niñez hondureña.

A la reunión asistió una comisión de diputados presidida por Darío Banegas Alberto Solórzano, de la confraternidad Evangélica de Honduras  representantes de la iglesia Catolica y del Magisterio.

Banegas aclaró que “esta es la primera reunión para instalar en el Congreso Nacional una mesa de trabajo, escuchando a distintos líderes de nuestra comunidad a fin de producir una propuesta de educación en valores para nuestro sistema educativo nacional”.

“Hemos recibido en el Congreso de la República la amable compañía de dirigentes magisteriales de los colegios,  asimismo del Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (COPRUMH), del Colegio Profesional Superación Magisterial Hondureño (Colprosumah), quienes se han hecho presente con sus aportes como profesionales de la educación” añadió el legislador.

El parlamentario explicó que el objetivo no se circunscribe a la lectura de la Biblia o hacer una oración, este solo es uno los componentes, esta conversación ha ido mucho más allá de decidir qué pasaje de la Biblia se va a leer en la escuela, no se circunscribe a eso..

En representación de la Iglesia Evangélica de Honduras se pronunció el pastor Alberto Solórzano.

“Agradecemos este espacio y en lo personal al diputado Banegas por invitar a distintos sectores a esta reunión, valoramos la paciencia que han tenido de escucharnos en este tema tan importante”, afirmó Solórzano.

El líder evangélico añadió que “como pastor valoro la presencia de los maestros, su aporte y la conciencia que todo tenemos ya que este es un tema que nos compete a todos y la iglesia no puede ser la excepción”.

Por otra parte a la reunión también asistió representación de la iglesia católica, por medio del diácono Echeverría.

“No se ha llegado a ninguna conclusión pero si ha sido un buen comienzo, me agrada mucho la presencia de varios sectores y en lo principal de los maestros porque al fin y al cabo la responsabilidad de la escuela siguen siendo los maestros, ya que nosotros no podemos sustituirlos, sino darles una mano..

“El porvenir de la patria está en manos de gente valiosa y la gente valiosa tiene que tener valores y principios y fundamentarse en algo que sea sólido y eso es lo que estamos tratando de buscar con esta reunión”, concluyó Echeverría.