Se trata del país más poblado de África y con una importante comunidad de más de 250,000 ciudadanos asentados en EEUU