Tegucigalpa. El viceministro de Desarrollo Económico, Aldo Villafranca, aseguró que si la libra de pollo supera los 24 lempiras, se procederá a realizar el congelamiento de su valor.

La Dirección de Protección al Consumidor está realizando operativos en los mercados capitalinos para verificar que este no se estén presentando especulaciones en este sentido.

Aclaró que el consumidor final no se verá afectado en especulaciones de precio en la carne de pollo.

Se ha informado en medios y redes sociales que hay un aumento de 50 centavos la libra, pero para los mayoristas.

“Siempre hay este tipo de especulaciones en esta temporada del año,”, aseguró el funcionario.

“Siempre hemos reiterado como Secretaría de Desarrollo Económico que cuando los gremios de la canasta básica necesitan revisar o hacer un ajuste, siempre los hemos invitado a que se aboquen a nuestras oficinas para revisar si se justifica o no un ajuste al precio”, explicó.

“En este caso no tenemos ninguna notificación del gremio del pollo hemos hablado con algunos funcionarios, ellos nos han dicho que no hay ningún incremento”, manifestó.

Villafranca explicó que “lo que sucede es que en las épocas de fin de año ellos hacen descuentos especiales para llegar a sus volúmenes de venta y les dan un descuento especial a los mayoristas y a inicios de año regresan a su precio normal”, indicó.

En ese sentido, el funcionario expresó que “el precio que nosotros monitoreamos en pollo en los mercados, es un precio de 24 lempiras la libra”, señaló.

“Si el precio se dispara arriba de 24 lempiras, ya nos levantan las alarmas, para que nosotros llamemos al gremio y nos puedan dar una explicación”, advirtió.

“En este caso vamos a esperar, hemos hablado con los presidentes de los mercados ellos han mencionado que les han hecho un ajuste de 50 centavos, pero al mayoreo, esto no tienen que impactar en el consumidor final”, agregó.

Reiteró que “si nosotros miramos en nuestros monitoreos de protección de que hay un incremento y sobrepasa los 24 lempiras la libra, estaríamos llamando al gremio para que nos den las explicaciones pertinentes, la última acción es hacer un acuerdo ministerial y congelar el precio”, concluyó.